Engracia, la santacruceña que mantiene vivo el tejido a guano

El tejido es uno de los oficios  que con el pasar del tiempo, pocas personas mantienen vivo. En Santa Cruz del Sur una de ellas es Engracia Lugones Ávila, quien a sus 90 años desempeña esa labor que aprendió desde joven.

Al conversar con ella, supe que nadie la enseñó a tejer, aprendió mirando a su madre, quien hacía lo mismo y cuando estaba sola, aprovechaba para probar si a ella le salía igual.

Sus azules ojos no descansan durante el día. Sentada tranquilamente en el portal de su hogar confecciona jabas, doyler, paneras, pañaleras, cestas y otros objetos, todos a base de guano.

De la labor que desde los 30 años ella escogió, se han beneficiado muchos, siendo su hija y una de sus nietas las primeras en recibir lo que de sus manos, ya no tan ágiles, sale.

El oficio que esta nonagenaria mujer  aprendió,  no ha  proliferado en la familia. Estrella, su sobrina, es la que se inclina por ello, pero escasamente hace los doyler.

Aunque el tejido de estos objetos servibles para guardar diversas cosas en casa, no es tan común como en los tiempos de nuestras abuelas, Engracia Lugones  Ávila lo mantiene vivo porque le gusta, le entretiene y beneficia  a quienes se sirven de él.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s